junta_arbitral_servico_de_consumo_problemas_clientes_reclamciones_autónomos_empresas_business

Junta Arbitral y Servicio de Consumo.

¿Problemas con la Administración…. Tu negocio citado a una Junta Arbitral?

Cualquier actividad comercial está sujeta a unas normativas, que dada nuestra situación geográfica, hace que la mayoría de ellas sean a nivel de la Comunidad Europea a través de directivas, pero a veces, son las distintos países o Comunidades Autónomas (CCAA) las que tienen propias competencias, por lo que un factor importante va a ser la localización de cada uno de los negocios para saber o conocer que legislación se le aplicará.

Hoy nos vamos a centrar en España, y vamos a comenzar con Andalucía, eligiendo como tema principal el Real Decreto Legislativo 1/2007, de 16 de noviembre, por el que se aprueba el texto refundido de la Ley General para la Defensa de los Consumidores y Usuarios y otras leyes complementarias. Vamos a dedicarle un ratito a conocer una de las opciones que la administración brinda como protección al consumidor, las Juntas Arbitrales y las Mediaciones, que pueden perjudicar la imagen y funcionamiento del negocio.

En ocasiones, cuando un cliente ofuscado no consigue un acuerdo con el comercio, y está asesorado, se dirige a la Administración, Leer más… “Junta Arbitral y Servicio de Consumo.”

Cliente insatisfecho y ofuscado.

A diario, entran en juego varios papeles en la sociedad de consumo en la que actualmente estamos sumergidos los que forman parte de las economías y mundos desarrollados. Esto hace posible que al actuar todos los sujetos suene el motor de la economía, y su desarrollo. Para ello, es necesario producir tanto bienes como servicios que más tarde se espera de forma ansiosa que sean demandados por los consumidores.

Me centraré en España, una economía que pertenece al mundo de las economías desarrolladas, aunque aún esté convaleciente de la crisis de la que parece ya despegar. España está formada en su inmensa mayoría por microempresas, autónomos y PYMES, que cuentan con muy pocos asalariados, y con un personal que nunca está plenamente formado en todos los campos que un negocio necesita.

A veces, los pequeños comercio o PYMES no se dan cuenta, que el cliente es la joya de sus sistema, y siempre tienen que dejarlo contento. No hay que olvidar que además existe la Ley 13/ 2003 de Defensa y Usuarios de los Derechos del Consumidor que también los ampara, y en ocasiones los dueños de los negocios incluso la desconocen.

Ante la necesidad de ayudar tanto al pequeño comercio a paliar sus deficiencias cuando se vean desbordados con la atención al cliente, así como la toma de decisión para resolver cualquier conflicto del lado de la Ley obligatoria de la forma menos perjudicial tanto para la pyme como para el consumidor, podrán contar con la ayuda de Business 2olution Consumer, que lo hará de forma eficaz y rápida.

La experiencia no ha demostrado que los negocios, carecen totalmente de este conocimiento, incluso llegando a negar el Libro de Hojas de Reclamaciones de La Junta de Andalucía solicitado por un cliente ofuscado, cuando es obligatorio, llegando al punto que si un consumidor lo demanda y no se lo facilita, se puede llamar a un policía local que acuda y realice un atestado con su negación y ganándose un sanción por parte de la administración, sin olvidar que perdería un cliente y el efecto potencial de nuevos clientes por el descontento.

B2C, será la que solucione cualquier problema que se le pueda plantear a un pequeño comercio de forma rápida, adecuada y bajo la legalidad de la norma. Siempre apostando por el desarrollo potencial y la competitividad del pequeño comercio.